Nuestras bases

Hemos empezado con dos bases principales y una un poquito más especial: Tendrás nuestros colores en dos grosores diferentes (Grueso y fino).

¿Con cuál te quedas?

Pixie

La más delicada y finita. Volátil, suavita.

Para un acabado elegante, calados delicados y prendas finas y de entretiempo. Para disfrutar de proyectos largos. Ideal para chales, wraps, bufandas triangulares, manoplas y mitones y jerseys finos.

Para agujas de 2.5-4mm

75% Merino superwash 25% Nylon

100gr ~ 400m

Arcana

Robusta, con cuerpo pero no muy gruesa e igual de suave que Pixie. Ideal para prendas que abriguen más, para tejedoras y tejedores que quieren resultados más rápidos. Estupenda para gorros, jerseys y cuellitos, pero también para chales o bufandas de más abrigo.

Para agujas de 3.5-4.5mm

75% Merino superwash 25% Nylon

100gr ~ 225m

Ninfa

Robusta, con cuerpo pero no muy gruesa e igual de suave que Pixie. Ideal para prendas que abriguen más, para tejedoras y tejedores que quieren resultados más rápidos. Estupenda para gorros, jerseys y cuellitos, pero también para chales o bufandas de más abrigo. ¡Es muy especial, así que traeremos pocas unidades y en ocasiones especiales!

Para agujas de 3.5-4.5mm

75% Merino superwash 25% Nylon

100gr ~ 350m

Cuidado de tu prenda

¡Es importante que leas ésto!

Antes de tejer

Prepara tu ovillo: Puedes ayudarte con una devanadora y una ovilladora pero si no dispones de una, utiliza el respaldo de una silla (o dos, enfrentadas) para ir sacando la hebra y haciendo un ovillo. Puede ayudarte alguien usando sus dos brazos para mantener la madeja estirada.

Prepara tu ovillo: Puedes ayudarte con una devanadora y una ovilladora pero si no dispones de una, utiliza el respaldo de una silla (o dos, enfrentadas) para ir sacando la hebra y haciendo un ovillo. Puede ayudarte alguien usando sus dos brazos para mantener la madeja estirada.

Aunque los colores vienen fijados y preparados y han pasado por pruebas y lavados, es posible que algunos tonos (sobre todo los más oscuros) destiñan. ¡No te preocupes! al terminar la prenda lo terminaremos de fijar.

Tejido

Aunque te indicamos una medida de aguja recomendada, puede variar: ajústala según tu tensión realizando muestras y utiliza la aguja que sea más cómoda para ti y tu manera de tejer.

Si la pieza a tejer es grande (tipo jersey) aconsejamos intercalar ovillos, alternando una o dos vueltas con un ovillo diferente minimizar el cambio brusco de colores.

Puedes tejer nuestras madejas a punto (dos agujas) o crochet, utilizarlas en telares o en manualidades con lana ¡Imaginación al poder!

Lavado

Lavado a mano:

Esto es un hilado artesanal y además, con un alto porcentaje de lana: eso hace que sea sensible al lavado: ¡Cuida éste proceso y tu prenda durará mucho! Te recomendamos que la primera vez laves tu prenda a mano (sobre todo los colores más oscuros o intensos), con un puñado de sal en agua templada, con jabón neutro y separada de otras prendas.

En el resto de lavados no estrujes ni retuerzas la prenda. Para que la prenda dure más no aconsejamos lavado en lavadora ni centrifugado, aunque si tu prenda tiene mucha agua y va a tardar en secarse, puedes utilizar un centrifugado en lavadora a revoluciones medias. No utilices químicos como cloros o lejías.

Secado y planchado

Una vez escurrida la prenda, te aconsejamos secarla en plano, en un sitio de semisombra (con aire, pero no con sol directo, pues quema y desgasta los colores) y no usar secadora. Recomendamos usar la técnica del bloqueo una vez lavada para que la prenda siga manteniendo su forma.


Si tienes alguna duda, pregunta o sugerencia sobre nuestras bases o el cuidado de tu prenda, no dudes en escribirnos a mandragorayarns@gmail.com



¿Quiénes somos?

Somos Silvia y Celia. Nos encontramos por azar, o por casualidad, por los astros o por el destino, según en lo que quieras creer. Nos unió un hilo común: El amor por la lana y, poco a poco, a medida que nos conocíamos nos dimos cuenta de que encajábamos.

Un buen día, un loco día, un día de esos curiosos y azarosos, decidimos aprender juntas a crear, a teñir, a confabular para crear colores y dar vida a madejas que sólo pudiéramos tener nosotras. Poco a poco todas las piezas fueron encajando y una idea nos llevo a otra, a otra y a otra. Aprendimos juntas y, de repente, un día dijimos: tenemos que compartirlo con el mundo.

Así nació Mandrágora, casi por azar, como si siempre hubiera necesitado estar con nosotras. Ahora continúa en tí ¡en tus agujas!.

Esperamos que disfrutes tanto tejiéndolas como nosotras dándoles vida.